“He hecho recta y puramente lo que me ha inspirado Dios y su Iglesia” (Bto. P. Palau)

Unas breves palabras de Hna. Araceli.

Hna. Araceli nació en el pueblo de Villamartín En Burgos, el dia 22 de octubre de 1922, en una familia cristiana, 10 (hnos.) de ellos 2 religiosas CMT y un religioso salesiano. Hna. Araceli profesó en nuestra Congregación el día 7 de marzo de 1950. Pronto los superiores la destinada en Barcelona. Dedicada desde entonces a hacer suyas las consignas y deseos de nuestro Padre Fundador amar y servir a la iglesia: Dios y los prójimos ya que su misión apostólica era atender a los enfermos mayormente de situaciones en lo que es hoy el Gran Hospital (Vall d’Hebrón). Muy entregada a su trabajo del cuidado a los enfermos y muy responsable en todo lo que tenía encomendado. Desempeñó muchos años el oficio de sacristana, donde ella gozaba en la preparación de las celebraciones procurando que no faltara detalle, recordamos en especialmente la celebración del día del enfermo, por nuestra proximidad a ellos, ella implicaba a todo el personal desde sus distintos estamentos.

En comunidad, su carácter afable y sencillo para todas las que la hemos conocido, alegre, piadosa y participativa, en todo lo que se vivía, de interés para todo lo referente a nuestra Congregación. En 2012 vino a formar parte de la comunidad de Valls. Aquí en desde su debilitada salud, a aceptado la voluntad de Dios en el correr de estos cortos años. Entregándose a la voluntad de Dios hasta que El la llamara, pues como santa Teresa: ella pudo decir: Vuestra soy, para vos nací. Agradecemos a todo el personal que le ha dedicado tanta atención y cuidados

También queremos agradecer la compañía de su familia que hoy nos acompaña, y a los que se unen desde lejos a nosotras. Ahora Hna. Araceli descansa en paz.